Mobile Menu - OpenMobile Menu - Closed

El congresista Sires preside la audiencia del subcomité del Hemisferio Occidental sobre los esfuerzos de la administración Biden para profundizar la participación de Estados Unidos en el Caribe

Jun 23, 2021
Press Release

(Washington, D.C.) – Hoy, el congresista Albio Sires (D-NJ), presidente del subcomité del Hemisferio Occidental, Seguridad Civil, Migración y Política Económica Internacional, pronunció los siguientes comentarios de apertura en la audiencia del Congreso que convocó titulada “The Biden Administration’s Efforts to Deepen U.S. Engagement in the Caribbean”:

“Me alegro de que estemos celebrando esta audiencia para hablar sobre una región que con demasiada frecuencia se pasa por alto. Los países del Caribe se encuentran entre nuestros vecinos más cercanos, pero con frecuencia no prestamos suficiente atención a esta región. Como Presidente del Subcomité del Hemisferio Occidental, estoy comprometido a asegurar que nos concentremos más en el Caribe en el futuro.

También quiero felicitar a mi amigo Greg Meeks, el Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, quien ha sido muy claro desde el inicio de este Congreso que el Caribe debe ser una de las principales prioridades de Estados Unidos. Sé que el presidente Meeks está de acuerdo conmigo en que la mejor manera de demostrar que estamos listos para elevar al Caribe en nuestra política exterior es enviando vacunas a la región lo más rápido posible.

Aplaudo a la administración de Biden por su anuncio de que donará ochenta millones de vacunas en todo el mundo para fines de junio. Sin embargo, hoy incito a la administración a que acelere rápidamente nuestros esfuerzos en el Caribe. Muchos países de esta región dependen de las vacunas chinas porque no les ofrecemos ninguna alternativa. Otros países, como Haití, aún tienen que distribuir una sola dosis de vacuna, mientras que la pandemia cobra más vidas cada día. Dadas las rutas de viaje directas entre los países del Caribe y los EE. UU. y los estrechos vínculos entre nuestras comunidades de la diáspora y los países de todo el Caribe, es vital para la seguridad nacional de los EE. UU. que ayudemos al Caribe a superar esta pandemia.

Deberíamos estar orgullosos del hecho de que las vacunas producidas en los EE. UU. son las más efectivas del mundo. Si bien entiendo que la administración de Biden quiere fortalecer Co-Vax, yo creo que deberíamos enviar vacunas directamente a los países que las necesitan. Deberíamos recibir el crédito por las vacunas que donamos. Más allá de las vacunas, debemos trabajar con nuestros amigos caribeños en el largo camino hacia la recuperación tras la pandemia. Muchos de estos países dependen en gran medida del turismo, una industria que ha sido aplastada por la pandemia y que probablemente se recuperará lentamente. En República Dominicana, tenemos un gobierno que está ansioso por profundizar el compromiso con los Estados Unidos, pero hasta ahora han tenido que depender de las vacunas de China. Deberíamos intensificar y enviar vacunas a nuestro socio que lo necesita. También deberíamos ayudar a apoyar su lucha contra la corrupción y profundizar nuestra cooperación en seguridad bajo la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe.

En Guyana, adonde viajé el año pasado, debemos trabajar para asegurar que los ingresos provenientes del petróleo beneficien a toda la población. Como dije durante ese viaje, queremos involucrar a todos los actores en Guyana, incluidas las empresas, la sociedad civil, el gobierno actual y la oposición para promover un crecimiento económico inclusivo. Las graves inundaciones a las que se ha enfrentado Guyana en los últimos meses es un recordatorio de que el cambio climático está teniendo efectos devastadores para nuestros amigos del Caribe. Necesitamos redoblar nuestros esfuerzos para apoyar la resiliencia climática y la seguridad energética en la región.

En Haití, estoy profundamente preocupado por la violencia de las pandillas que se ha descontrolado bajo un gobierno que ya no puede llevar a cabo sus funciones más básicas. En solo dos semanas, más de ocho mil mujeres y niños se han visto obligados a abandonar sus hogares en Puerto Príncipe debido a esta violencia, según Naciones Unidas. Me alegra que el secretario Blinken se pronuncie en contra de un referéndum constitucional allí. Debemos hacer más para ayudar al pueblo haitiano a superar las crisis económicas, políticas y de seguridad que enfrenta.

Espero con interés escuchar a nuestros testigos sobre cómo podemos profundizar nuestra cooperación económica y de seguridad con los asociados de la región y aprovechar la Corporación de Financiación del Desarrollo para contrarrestar la influencia de China en la región y ayudar a avanzar en una rápida recuperación económica. La pandemia de COVID-19 ha creado enormes desafíos para el Caribe, pero también nos brinda la oportunidad de demostrar nuestro compromiso con esta región. Realmente espero que lo aprovechemos."